1
1

Última semana de Septiembre: Visibilicemos a las personas Sordas.

P ublicado en La Prensa Gráfica. Por Yanira Soundy Hace cuarenta años, la sociedad salvadoreña era muy indiferente al tema de los derechos humanos de las personas con discapacidad auditiva. Hoy, puedo decir con orgullo: Nuestro país ha empezado a tomar conciencia, gracias a Dios y al trabajo de Voluntariado que diferentes personas y organizaciones hemos hecho durante estos últimos veinte años. Sabemos que aún falta muchísimo por hacer, pero el camino ya está trazado a las nuevas generaciones, la Convención que trata el tema de los derechos de las personas con discapacidad, es clara y precisa en cuánto a las obligaciones que tienen los Estados Parte que la han ratificado, EL Salvador está obligado a incluir, sensibilizar, apoyar y facilitar las ayudas necesarias a las personas Sordas o con discapacidad auditiva y por ende a sus familias. Si bien es cierto, en los medios de comunicación, se maneja que existen alrededor de 200,000 personas con discapacidad auditiva en EL Salvador, son muy pocas las personas Sordas o con discapacidad auditiva que han logrado graduarse de bachilleres o con licenciatura de las universidades y aún no hay un censo oficial de nuestra población. Pero lo más difícil a mi parecer, es lograr que estas personas se ubiquen laboralmente en puestos de trabajo relacionados con sus profesiones, pues aún existen barreras de comunicación en las empresas e instituciones, no hay un dominio profundo del español escrito por parte de las personas Sordas y muchas fracasan en las entrevistas de trabajo, llenado de formularios y pruebas sicológicas por no entender las indicaciones escritas y no tener un intérprete de lengua de señas en las evaluaciones ni ser evaluadas en su lengua materna (lengua signada). A esto sumamos que aún no tenemos una Lengua de Señas Salvadoreña desarrollada, a pesar de ser bien cultural y estar oficializada. Tampoco se conoce mucho la Lengua de Señas Americana que se signa en la Escuela Cristiana para Sordos, algunas iglesias y sus grupos de familias acá en el país , y en Canadá, Estados Unidos, Republica Dominicana y Puerto Rico, entre otros. El Estado debe cumplir lo que le corresponde y apoyar a las personas Sordas que son integradas en centros regulares de enseñanza privado, o bien son incluidas en escuelas públicas. Deben apoyarse todos los proyectos educativos, velar para que exista una verdadera inclusión: docentes que conozcan el tema y sepan lengua de señas, catedráticos que hagan los ajustes curriculares y enseñen a profundidad los mismos contenidos académicos con metodología adecuada, personal administrativo sensibilizado Es necesario que el Estado asuma el pago de las personas intérpretes en todos los casos, y que el Ministerio de Educación de seguimiento a cada estudiante, a fin de proporcionar trabajo a quienes se gradúan. Hace cuarenta años nadie imaginaba que la población Sorda tendría profesionales graduados de universidades, hoy podemos decir al mundo: EL Salvador tiene profesionales Sordos. Aún recuerdo el día que escribí sobre la celebración mundial de la Semana Internacional de las personas Sordas por primera vez, una celebración que antes no se conocía . A partir de entonces, se tomó conciencia de su importancia. Esta celebración es de carácter reivindicativo y se desarrolla en la última semana del mes de septiembre, termina el último domingo del mismo mes. Lo bonito de esta fiesta es que las diferentes comunidades sordas del mundo visibilizan sus necesidades, derechos, demandas, sueños y sentimientos. Históricamente tuvo su inicio en el año 1958 por la Federación Mundial de Personas Sordas (WFD) para conmemorar el primer Congreso Mundial de la WFD en septiembre de 1951.




Ultimas Noticias